Estás en inicio KÚBICOarmarios Consejos para tu compra Tipos de apertura para puertas de armarios

Tipos de apertura para puertas de armarios

Elegir el mecanismo de apertura óptimo para tu armario asegura que durante su uso alcances con facilidad y sin obstáculos a todo lo que necesites.

Las puertas son la parte más visible del armario, la que va a definir el estilo del mueble y a condicionar el ambiente de la estancia. Transforma tu espacio eligiendo aquellas que se adapten estética y funcionalmente a tus hábitos, pero sobre todo presta especial atención a su tipo de apertura.

La elección del tipo de apertura de puerta viene determinado por el espacio disponible para abrirla y el ancho de puerta que desees. A continuación te damos algunos detalles a modo de guía útil sobre tipos de apertura de puertas de armarios. 

Un armario de puerta corredera es ideal para un espacio reducido como un pasillo.

Gana espacio con las puertas correderas

Las puertas correderas se deslizan suspendidas de una guía superior a lo largo del frente del armario.

Se trata de una solución muy práctica para las estancias pequeñas porque no necesitan mayor espacio que el del propio armario: se mueven de un lado al otro, sin ocupar espacio hacia afuera. Ideal para pequeñas habitaciones, aunque también hay quienes optan por estas puertas aunque el espacio sea grande por su sensación de orden y modernidad. Estéticamente hablando, hay infinidad de tipos de puertas correderas: desde las puertas laminadas a las puertas de cristal transparente u opaco.

Este tipo de apertura es el idóneo cuando se desean puertas de gran ancho, ya que en un mecanismo de apertura abatible las bisagras no soportarían el peso de la puerta.

Puedes aumentar la durabilidad de las puertas correderas con un freno progresivo que hace que se cierren con más suavidad.

De par en par: puertas abatibles

Las puertas abren 110 grados y siempre incorporan sistema de auto frenado Blumotion de Blum.

Para elegir este tipo de apertura debes tener en cuenta que estas puertas se abren hacia fuera, deberás dejar un espacio libre entre el armario y los elementos que haya delante de él que dependerá del tamaño de la puerta.

Hay que tener en cuenta que este tipo de apertura limita el tamaño del ancho de la puerta, ya que una hoja demasiado ancha sobrecargaría la bisagra de peso.

Para los más innovadores: sistema coplanar

Es un sistema totalmente innovador con todas las ventajas de las puertas correderas pero con la particularidad de que, cuando las puertas del armario permanecen cerradas, éstas se sitúan todas en el mismo plano, de manera que obtenemos un frente más minimalista y homogéneo que simula un panelado.

El sistema coplanar es muy robusto, ya que utiliza guías anchas posibilitando así el uso de puertas de grandes dimensiones que podemos combinar en soluciones de dos o de tres elementos. Además, estos sistemas incorporan nuevos mecanismos de freno y amortiguación de apertura y cierre automáticos, que hacen que las puertas abran y cierren con la máxima suavidad.

Noticias y promociones en tu correo electrónico

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.